miércoles, 12 de enero de 2011

Reportaje atípico.


Nunca había recibido el encargo de fotografiar un escaparate, y más en concreto unas vitrinas luminosas decorativas con motivo de la navidad. En principio el trabajo me produjo cierta extrañeza y no supe cómo plantearlo ni cómo ejecutarlo. Finalmente opté por integrar el efecto decorativo con el trasiego de la gente ya que una imagen de un escaparate sin contexto quitaría sentido a la funcionalidad del objeto.
Cliente: Ferroser - Ferrovial