viernes, 25 de marzo de 2011

Hoy sí nos ha acompañado la luz.

Finalmente he podido iniciar el reportaje del parque de bomberos, la luz de media mañana ha sido fundamental, tamizada por unas ligeras nubecillas que han hecho su trabajo de difusor.

Nuevo parque de bomberos de Donostia. Patxi Gastaminza, arquitecto.

jueves, 24 de marzo de 2011

Un comienzo complicado.

Entre ayer y hoy he comenzado un nuevo reportaje, el nuevo parque de bomberos de Donostia de Patxi Gastaminza. O mejor dicho he intentado comenzar, pero tanto la meteorología y las horas elegidas no me han acompañado, culpa mía. Ayer tuve un cielo despejado y limpio, fui más a ver el efecto de esa luz a esa hora que a fotografiar, pero siempre con la cámara preparada. El momento elegido implicaba un excesivo contraste entre las dos alas del edificio, un HDR hubiese sido suficiente para solucionar en parte este problema, pero en la imagen debían aparecer inevitablemente gran número de coches en movimiento lo que complica el HDR si queremos evitar que aparezcan coches fantasma. Aún así no es imposible un HDR con objetos en movimiento con distintas tomas reveladas (hay quién hace diferentes revelados de una misma toma para evitar los problemas de los objetos en movimiento) pero implica mucho trabajo sin un resultado óptimo al 100%. Hoy el cielo estaba nublado, las nubes eran altas y corría el aire lo que hacía que se moviesen con cierta velocidad, abriendo claros que ofrecen momento de luz muy especiales y de un contraste moderado ideal para un edificio con dos módulos a 90º. La mañana ha sido muy esperanzadora para iniciar las fotos por la tarde, pero a las primeras de cambio, el cielo se ha cubierto densamente y no ha dejado pasar un solo rayo de sol, 2 h de espera con la cámara en el trípode para una sola foto. Esto me lleva a dos reflexiones, la primera es intentar entender mejor la evolución de la luz a lo largo del día según las necesidades del edificio, y la segunda es sobre algo de lo que ya he hablado, la cercanía a los proyectos. La cercanía a este y otros ya realizados o que esperan ser fotografiados, me permite tener la tranquilidad de poder volver en cualquier momento asegurándome tener la luz más adecuada y que me ofrezca la expresividad buscada. Cercanía es sinónimo de dedicación en estos casos, trabajar de forma local minimizando gastos y pérdidas de tiempo.

Parque de bomberos de Donostia. Patxi Gastaminza, arquitecto