lunes, 3 de febrero de 2014

Interior singular.

El jueves pasado estuve en Bilbao fotografiando el que será uno de los locales de referencia de la vida nocturna de la ciudad. Se trata de una cocktelería, pero no de una más, su propietario es nada más y nada menos que el campeón mundial de 2013 de cocktelería. El local elegido es un viejo restaurante en el que se ha intervenido poco, se han respetado los mármoles verdes del suelo y algunas paredes, la barra de madera se ha restaurado, el techo se ha conservado también, y s han añadido lámpara y elementos ornamentales para vestir un espacio con historia. El diseño es de los propio dueños, David, el campeón, y su hermano Jorge, también cocktelero profesional y artífice en parte del éxito.
Que nadie espere grandes coreografías cockteleras de película americana, cocktelería hay de muchos tipos.

Detalle del final de la barra original, suelos y techos originales. Ambiente clásico difícil ya de encontrar.