martes, 14 de julio de 2015

La escala.

La arquitectura y el objeto resultante al que llamamos edificio, no es un ente aislado que deba comprenderse exclusivamente como lo que es, es también un objeto social, si se puede decir así, que tiene un contexto y unas connotaciones. A lo largo de la historia de la fotografía de arquitectura como género, ha sido habitual fotografiar la arquitectura abstrayéndola del entorno más inmediato, del contexto, en un intento, quizás, de idealizar el objeto fotografiado asumiendo que el entorno molestaba o no estaba "a la altura" estética. Esto, como siempre, es relativo, no todos los fotógrafos ni en todas las ocasiones trabajaron la imagen arquitectónica así, digamos que hay de todo. Sí es cierto que en los últimos años la inercia colectiva de los fotógrafos de arquitectura es la de integrar todo lo posible el proyecto en su contexto, llegando a crearse un nuevo género fotográfico a camino entre la fotografía de arquitectura y el fotoperiodismo. Buenos ejemplos de ello son el fotógrafo portugués Fernando Guerra o el holandés Iwan Baan, que toman la arquitectura como un escenario en el que se representa la vida, con sus luces y sus tinieblas.
Lo cierto es que me estoy yendo por los cerros de Úbeda, mi intención en esta entrada era la de comentar el uso de elementos externos o personas para aportar referencias visuales que nos den algo más de información de un edificio o de una parte del mismo mediante la simple comparación. La imagen de abajo pretende ilustrar esto, aunque no descubro nada nuevo que no hagan el 99% de los fotógrafos. Al igual que la fotografía forense utiliza reglas o elementos cotidianos para la comparación de objetos o restos humanos, el fotógrafo de arquitectura aprovecha el entorno para complementar la ya de por sí alterada información que la fotografía aporta en cuanto a dimensiones y distancias. Cuando la mujer de la fotografía está en la vertical del "arco" y se dispara la cámara, le estamos contando al espectador que esta parte del edificio se eleva a una altura de unas 6 veces lo que mide una mujer de estatura media......más o menos.




lunes, 13 de julio de 2015

No estoy en Madrid.

En principio, y de haber escrito esta entrada del blog según lo que estaba previsto, lo hubiese hecho desde Madrid, pero a última hora se canceló la sesión de fotos de la sede del Banco Sabadell de hoy lunes. Se retrasa unos días. No así la del viernes a la cual corresponde la imagen de abajo.